Conoce Yóllopilli

Conoce conmigo la esencia de Yóllopilli

¿Qué significa Yóllopilli?

La palabra Yóllopilli se compone de dos palabras indígenas. Yólotl palabra que viene del náhualt que significa corazón y pilli palabra usada en la Cultura Tolteca para hacer referencia a niño o pequeño príncipe.

La esencia de este nombre compuesto significa “Corazón de Niño” hace referencia a la nobleza y belleza del corazón.

En su significado más profundo, Yóllopilli nos lleva a hacer conciencia de nuestros programas, nos invita a sanar y liberar las emociones y el “corazón”.

Nuestro Propósito:

 

“Generar conciencia para vivir una vida más plena”.

 

Con esta frase se encierra toda la esencia de Yóllopilli.

Yóllopilli es un espacio que brinda a través de diferentes recursos (pláticas, talleres, sesiones para compartir experiencias, recursos visuales, guías de aprendizaje, artículos en mi blog, entre otros) orientación sobre cómo podemos ser personas y padres más conscientes, a fin de lograr vivir una vida más plena.

 

¿Qué es vivir en plenitud?

La plenitud es “vivir la experiencia, traiga lo que traiga”. Es disfrutar, caer, aprender y equivocarse.

Nuestra Visión:

“Dejar un legado de amor a nuestros hijos y futuras generaciones”

En la medida en la que nosotros seamos seres más “humanos”, padres y madres más concientes, y trabajemos en nuestra sanación y desarrollo de nuestra consciencia, le ayudamos muchísimo a nuestros hijos y generaciones futuras.

Nuestra sanación:

Es el mejor legado que les podemos dejar a nuestros hijos. “Si los papás y mamás sanáramos en conciencia, ayudaríamos a nuestros hijos, a tener acceso a mejores potenciales o posibilidades para su vida”

Acompáñanos a recorrer este camino para ser personas que quieren dar un salto cuántico y desean dar un propósito a su vida, personas que quieren ser más concientes para el bien de sus hijos y de su entorno.

Este sitio está inspirado en mi propia experiencia personal como mujer y como mamá. Permíteme transmitirte a través de mis ojos cómo yo he aprendido, de mi más grande maestro, que es mi hijo, y cómo mutuamente estamos recorriendo este camino consciente, lleno de aprendizaje, amor y  retos.

Pin It on Pinterest

Share This